miércoles, 10 de diciembre de 2014

A veces creo que por juntar una palabra al lado de la otra sé escribir

De mi autoría.

Así venceré a la vida

Un día de mi vejez seré la llorona,
las lágrimas ararán surcos en mi rostro
y el dolor contenido tanto tiempo
se verá al fin liberado.
Cerraré puertas y ventanas
para poder disfrutar en la intimidad
mi tan esperado encuentro con la muerte.
Una vez alejada del mundo
daré el control total a la memoria
y aquellos recuerdos atrapados reinarán sobre mi persona.

Clamaré mi dolor.
Gritaré.
Le reclamaré al Dios que una vez fue mío
y al que en un momento de lucidez
negué no tres veces, sino mil.

Me desharé en llanto por los hijos que no tuve
pues los asesiné desde mi infancia.
Por el amor propio que me negué
y por el ajeno del que huí.
Por saberme sola en este mundo
y por saber que fue siempre mi elección.

Enloqueceré y me golpearé contra las paredes
me arrancaré los cabellos, rasgaré mi piel,
para descubrir al arrancármela
que en vez de sangre y órganos
estoy llena de agua y sal.
Bramaré convirtiéndome en tormenta
y disfrutaré de mis truenos y relámpagos.
Con cada recuerdo por fin lamentado
el desenfreno irá en aumento,
hasta llegar a un punto sin retorno
y cerrar la noche para siempre
en un acto violentamente placentero.

2 comentarios:

Fanny925 dijo...

Ufff!

Scarecrow dijo...

Qué genial. Qué genial todo, en especial este poema (que me fascinó), pero sí todo: tus escritos, tus citas, tus gustos musicales, tu lista asombrosa de películas ... ¿Suena halagador demás? No sé, extrañaba leerte así que perdón si molesto después de tanto tiempo :)