miércoles, 4 de febrero de 2015

De esas cosas que digo que haré y que probablemente no haga

Soy incapaz de mantener un diario, de hecho soy incapaz de adquirir nuevos hábitos o hábitos saludables o que impliquen un verdadero esfuerzo, por ello darme cuenta que llevo en esta plataforma de manera relativamente constante desde hace 4 y medio me sorprende mucho. He cambiado mucho desde que empece este blog, demasiado, y no solo ha cambiado mi realidad, ni mi forma de ser, sino que también lo ha hecho mi forma de redactar, que aunque sigue apestando es mil veces mejor que antes.

Revisando blogger me di cuenta de que llevo un total de 206 entradas, ¡206 entradas! Casi todas tonterías, sobre mi vida, mis pensamientos random, mis gustos y recomendaciones, también hay entre ellas un ensayo de una materia, un par de poemas, creo que un cuento o dos, cosas escritas en mis peores estados de depresión, y también otras sobre mis mejores momentos. Después de mis padres, aquí fue donde dije que había sido aceptada en la escuela apenas obtuve los resultados, también fue donde hable de mi mudanza, de las cosas de la escuela, y de muchas cosas más.

A la par de este blog poseo uno que únicamente puede ser visto por mi y que empecé poco después de este,  y al que debido a mi excesiva creatividad nombré "Personal". En el las entradas son totalmente diferentes, mucho más crudas y con un humor bastante negro, además muchas de ellas las he escrito bajo la influencia de mi enojo, por lo que suelen ser cortas y con un montón de groserías... Otras en cambio están influenciadas por la tristeza o la frustración y suelen ser largas y repetitivas. El conteo de entradas para ese blog me marca un total de 428 entradas, de las cuales 17 son borradores, pues son principios de cuentos, o de poemas, y varias de las entradas publicadas también lo son, porque se me olvida dejarlas en borrador. Un par de las entradas escritas allí, las he publicado también en este blog, después de infinitas correcciones, y después de alejarme de la emoción bajo la cual fueron escritas.

Es hasta hoy que me doy cuenta de que he convertido a blogger en una especie de diario, y me sorprende darme saber que es la primera vez que soy de alguna forma capaz de llevar uno, cuando muchas veces lo llegue a intentar y siempre fracasé. Si lo pienso bien, la mayoría de esos diarios los dejé por el temor a que fueran encontrados y leídos por mi familia, o por cualquier otra persona, siendo también ese temor el que me llevaba a nunca contar realmente lo que estaba pasando por mi mente y a llevarlos de forma que si alguien los leía le parecieran aburridos y los dejara, al final eso sucedía también conmigo. Algo parecido me paso al inicio de este blog; redactaba con un optimismo exacerbado, lo que me costaba mucho ya que nunca he sido realmente optimista, si es cierto hubo un tiempo en el que me gustaba creer que las cosas serían mucho mejores si trabajaba duro y que la suerte estaría de mi lado, pero no lo creía como si fuera realmente a ser así, sino que lo creía con cautela; mi historial con la vida me enseño a tener mucho cuidado con la esperanza. Por eso cada entrada me costaba más de día, y la releía mil veces, era incapaz de sentarme a redactar y luego simplemente publicar, pasaba una semana pensando en cuál debería ser el tema sobre el cual escribir, pensaba en que debía ser personal, pero no tan personal, no quería a ningún conocido leyéndolo. También me preocupaba por querer conseguir lectores a quienes yo también pudiera leer; estaba buscando amigos a quienes nunca en la vida tuviera que realmente conocer, porque desde siempre he tenido problemas confiando en la gente que me rodea, no por ellos, más bien por mi.Con mi entrada a la universidad, ese optimismo del que necesitaba para sobrevivir en Cancún desapareció, Mérida es la ciudad clave en mi existencia, aquí fue donde pude dejar muchas cosas atrás, y me rodee de gente cuya forma de pensar me permite decir y hacer lo que realmente quiero, eso aunado a mi excesivo uso del blog personal, y al que me dejara de importar quien leía o no este blog (a excepción de un par de personas), me permitió empezar a convertir cada vez más las entradas de este blog en asuntos personales, por ello es posible notar un cambio abrupto entre el tono de las entradas, y este blog se parece cada vez más al personal.

Un par de amigos han leído una o varias entradas del blog personal, de entre ellos Fanny me dijo una vez que aquel blog no debería ser privado, pero conociendo mi obsesión con mi privacidad no seguimos hablando de ello, ahora viendo los cambios en este blog, he decido empezar a publicar aquí, algunas de las entradas de aquel blog. Entradas antiguas, que me gustan, y las publicaré porque uno siempre se encuentra escribiendo para ser leído, y porque de esta forma me permito empezar a dejar ir esas cosas, a ser un poco más abierta y tal vez liberarme un poco del pasado.

2 comentarios:

Scarecrow dijo...

¡206 y 428 entradas! eso es un montón y realmente te admiro por haber escrito tanto. La verdad es que siempre me maravillo de las personas que pueden llevar un diario o algo parecido, creo que es una actividad bastante saludable para uno mismo. Yo lo intento pero siempre me resultó complicado hacer una lectura de uno mismo o de las sensaciones y reacciones que se tienen ante la vida diaria... por eso me admiro bastante de la gente que sí puede.

No creo que hayas escrito ninguna tontería jamás, siempre me fue entretenido y fácil leer tus entradas. Por más que haya pasado el tiempo y hayas cambiado tienes como un estilo propio (capaz sea por eso, porque lo haces personal) y eso me agrada!

En fin, sólo espero que puedas seguir por mucho tiempo más! :)

interrogación dijo...

Muchas gracias :D y que bueno que te sea fácil leer mis entradas, te digo me sorprendió ver lo que llevo, y bueno espero seguir usando blogger hasta que deje de funcionar